ventajas despacho abogados

5 ventajas de contar con un buen despacho de abogados

Los compañeros de Forcam Abogados nos han pedido que, dentro de nuestra tarea divulgativa, hablemos de algunas de las ventajas de contar con un buen despacho de abogados. Tarea que acometemos de buen grado, ya que muchas veces encontramos empresas y particulares que atraviesan situaciones delicadas por no haber buscado a los profesionales adecuados.

Por eso vamos a repasar las que, a nuestro juicio, son las 5 ventajas principales de contar con el respaldo de buenos asesores jurídicos.

¿Cuándo se debe buscar asistencia letrada?

Antes de relatar las ventajas de contar con la asesoría adecuada queremos tratar una cuestión: ¿Cuándo debemos buscar a un abogado?

Contra lo que piensa la mayoría de la gente, contratar asistencia jurídica no es caro.

  • En el aspecto preventivo, los servicios de un buen abogado pueden ahorrarnos muchos problemas legales. Está claro que contratarlo antes de firmar un contrato, por ejemplo, supondrá un sobrecoste. Pero este compensará con creces los riesgos legales que asumimos cuando no sabemos que estamos firmando.
  • Y en el aspecto reactivo, es imprescindible contar con la mejor asesoría si tenemos que presentar una demanda o reclamación o defendernos de ella. Incluso en el caso de que se trate de reclamaciones administrativas o extrajudiciales, contar con el respaldo de un despacho profesional incrementa exponencialmente nuestras posibilidades de éxito.

Por tanto, siempre que debamos realizar cualquier trámite judicial o administrativo en el que tengamos intereses en juego deberíamos consultar nuestra estrategia con profesionales. También en aquellos casos en que vayamos a hacer una reclamación extrajudicial. De otro modo corremos el riesgo de perjudicar nuestras expectativas de éxito.

Pero recuerda que es recomendable buscar asistencia letrada con antelación a que aparezca la necesidad de reclamar o actuar. Por ejemplo:

  • Cuando atravesamos una crisis de pareja que pueda desembocar en divorcio o separación.
  • En el momento en que prevemos que podemos atravesar un mal momento económico, para evitar o preparar el concurso de acreedores o la segunda oportunidad.
  • Cuando aparecen problemas en el trabajo que puedan derivar en un despido, en la toma de represalias o en malas relaciones con los compañeros.
  • Antes de comprar o alquilar un inmueble (nuestra casa, un local comercial…).
  • Cuando vamos a firmar un contrato de trabajo, a meternos en una franquicia, a constituir una sociedad…

Ventajas de contar con la adecuada asistencia jurídica

Como ves, el momento en que debemos contar con la asistencia jurídica adecuada es anterior al momento en que aparece el conflicto. Por ejemplo, si buscas abogados en Tarragona no deberías esperar a recibir una carta de los Tribunales. En caso contrario tu letrado no dispondrá del tiempo suficiente para preparar tu caso.

Al contratar a nuestro abogado preventivamente conseguiremos explotar al máximo las ventajas de los servicios de asesoría:

1. Reducción de riesgos

Al realizar consultas preventivas a nuestro abogado conseguimos reducir el riesgo de incumplir una norma o contrato. También evitamos realizar acciones que vayan a perjudicar posteriormente nuestras expectativas de éxito.

Por ejemplo, muchas reclamaciones económicas (sean laborales, al seguro, al banco…) terminan fracasando o aminorando resultados por culpa de haberse iniciado incorrectamente.

2. Optimización de resultados

Esta es precisamente la segunda gran ventaja de contar con un buen despacho de abogados. Su ayuda preventiva evitará que obtengamos un resultado inferior al que podemos esperar en nuestra reclamación.

Por ejemplo, la ayuda de un profesional en las negociaciones con el seguro, frente al SMAC o en los acuerdos extrajudiciales de pagos, en la elaboración de convenios reguladores o en la redacción de reclamaciones nos ayudará a obtener mejores resultados de los que obtendríamos por nuestra cuenta.

3. Ahorro económico

Y aunque parezca que estas ventajas tienen un coste, si analizamos la situación con perspectiva veremos que en realidad suelen suponer un importante ahorro económico. Generalmente, mejorar nuestra posición en la negociación de una pensión o de una indemnización compensa con creces los honorarios de nuestro abogado.

De hecho, cuando se trata de reclamar indemnizaciones por la vía judicial es frecuente que estos profesionales cobren a “comisión” (cuota litis). Lo que implica que su retribución siempre será inferior a nuestro beneficio.

4. Ahorro temporal

Pero un buen despacho de abogados no solo nos ahorrará dinero. También nos ahorrará tiempo. Al contar con un asesor de cabecera que esté informado de nuestra situación, este podrá agilizar todos nuestros trámites y anticiparse a nuestras necesidades.

Además, la experiencia en el sector legal es imprescindible para acortar los tiempos de tramitación de los procesos judiciales y procedimientos administrativos. No olvidemos que un error de trámite puede llevarnos de nuevo al inicio del proceso, alargando innecesariamente su resolución.

5. Calidad de vida

En definitiva, contar con un buen despacho de abogados repercute en una mejor calidad de vida. Si confiamos en nuestro asistente podremos dejar en sus manos todas nuestras necesidades y nuestros problemas legales, con la garantía de que se resolverán del mejor modo posible.

Contar con un buen despacho de abogados no es muy diferente de contar con un buen dentista, un buen mecánico o un buen nutricionista. A fin de cuentas se trata de tener a mano el apoyo de un profesional de confianza, en quien podamos delegar cuestiones técnicas y relevantes.

Así que, en nuestra opinión, en última instancia se trata de mejorar nuestra calidad de vida.