blog juridico

Blog jurídico: cómo hacerlo para sacarle el máximo partido

Aunque el sector legal se está digitalizando poco a poco, todavía existen dudas generalizadas sobre si interesa utilizar herramientas como un blog jurídico o las redes sociales. Al respecto de las segundas estamos preparando un artículo específico, bastante esclarecedor sobre su rendimiento real.

Pero hoy queremos centrarnos en el blog jurídico, tratando cuestiones como:

  • Si vale la pena crear uno.
  • Cómo mantenerlo actualizado.
  • Estrategias para integrarlo en el plan de marketing y comunicación del despacho.

Nuestro punto de partida es que el blog jurídico es una pieza imprescindible en cualquier web para abogados. Y vamos a intentar explicar por qué pensamos así.

¿Vale la pena crear un blog jurídico?

Un blog jurídico es un espacio donde el abogado o despacho puede comunicar todos sus logros e información corporativa. Además, constituye una vía de comunicación directa con sus clientes actuales y potenciales.

El problema de estas herramientas es que, como cualquier otra vía de comunicación, requiere cierto grado de compromiso e inversión. La creación de un blog es similar a la de una página web.

De hecho, la mayoría de webs de despachos de abogados están creadas en WordPress, Drupal o Joomla, que son gestores de contenidos (CMS) que permiten mantener el sitio web actualizado con cierta facilidad.

Los gestores de contenidos facilitan la implementación de funcionalidades adicionales, como pasarelas de pago o formularios de contacto.

En definitiva, si empleas un CMS para crear tu blog jurídico tendrás a tu alcance una plataforma muy potente y segura, cuyo coste de creación y mantenimiento es extremadamente reducido.

Actualmente se puede gestionar un despacho a través de estos sistemas. De hecho, analistas de prestigio en el sector jurídico como Forrester han puesto de relieve en repetidos estudios que más del 95 % de los despachos de abogados en Estados Unidos cuentan con páginas web, desde las cuales promocionan sus servicios.

Pero un blog no solo puede promocionar los servicios de asesoría jurídica. Bien utilizado permite captar clientela por medio de técnicas de marketing online, además de prestar servicios a distancia mediante soluciones digitales.

Algunos ejemplos de legaltech

Si te has lanzado a investigar sobre la utilidad del blog jurídico, probablemente conozcas el término legaltech y te estés preguntando si sirve para desarrollar tu negocio. Entre las soluciones legaltech encontramos plataformas de formación, gestión de sistemas de compliance, asesoría, recursos humanos, intercambio documental, asesoría de primer contacto…

Por ejemplo, cada vez es más frecuente que los abogados acudan a marketplaces donde conseguir clientes, como LexGo App, EasyOffer o ElAbogado.

Pero también empieza a ser común que gestionen pruebas digitales mediante plataformas como Terminis o Colorius o que gestionen directamente reclamaciones como hacen reclamador.es o indemniza.me.

El Instituto de Innovación Legal cuenta con una herramienta a través de la cual comparar hasta 300 herramientas legaltech, donde incluyen tipologías como:

  • Asesoramiento jurídico online.
  • Automatización y gestión de contratos.
  • Ciberseguridad.
  • Compliance.
  • Gestión de equipos, propiedad intelectual o industrial y de reclamaciones.
  • Gestión del despacho.
  • Privacidad y protección de datos.
  • Trámites con la administración.

En definitiva, actualmente existen cientos de herramientas que te permiten prestar servicios y optimizar la operativa de tu despacho y tu relación con los clientes a través de Internet.

Pero, ¿qué tiene que ver esto con tu blog jurídico? Realmente poco y mucho.

Poco porque para prestar estos servicios lo que necesitas necesariamente es una página web o una aplicación, y no un blog. Mucho porque el blog puede servir de soporte a tales servicios, además de ser un medio idóneo para acercar tus soluciones a los clientes.

Si mantienes tu blog jurídico actualizado y bien posicionado ganarás una exposición prácticamente imposible de conseguir por otras vías. Hablamos de miles de visitas diarias, lo que evidentemente supone un incremento exponencial de tus oportunidades de negocio.

¿Cómo mantener actualizado mi blog de derecho sin morir en el intento?

Claro, que eso de mantener tu blog jurídico actualizado no es tarea fácil. En Lexterna somos absolutamente conscientes de ello, y por eso hemos diseñado soluciones de redacción jurídica SEO. Gracias a nuestros servicios, decenas de clientes han conseguido mantener sus blogs al día sin necesidad de invertir ni un minuto en ello.

Lo cierto es que nuestra agencia no es la única que se dedica a externalizar los servicios de redacción y SEO. Existen otras empresas y redactores freelance en cuyas manos puedes dejar tu estrategia de content marketing.

Eso sí, es fundamental que quien se encargue de seleccionar y elaborar los contenidos para tu blog jurídico esté especializado en el sector del Derecho. Como sabes, nuestro campo está muy tecnificado, y es importante que los contenidos que ofrecemos sean rigurosos.

Lo cual se complica si tenemos en cuenta el objetivo principal del comunicador y, por tanto, del marketing de contenidos: llegar al público objetivo.

Es decir, quien mantenga actualizado tu blog no solo debe ser conocedor del Derecho, sino también ser capaz de transmitir tu mensaje y tu identidad corporativa. El objetivo es generar un vínculo de confianza con el lector, y esto no es tarea fácil.

De hecho, el rigor de la redacción forense hace que muchas veces a los abogados les cueste comunicar con claridad y proximidad. Pero aquí, de nuevo, puede ayudarte una agencia como la nuestra.

¿Cómo utilizar un blog como canal de marketing y comunicación?

Y así llegamos al punto final de nuestro análisis sobre la utilidad y uso del blog jurídico. Puede que estés de acuerdo con nosotros en que es una herramienta de comunicación (e incluso de prestación de servicios a distancia) útil. También es posible que sepas cuánto cuesta mantener un blog activo y que hayas acometido esta tarea personalmente o la hayas delegado en una agencia especializada.

Pero todavía queda un elemento relevante, y es la forma de integrar tu blog jurídico en tu estrategia de comunicación y marketing.

Si quieres que tu blog aporte el mayor valor añadido tendrás que trabajar el SEO o posicionamiento en buscadores. El significado de SEO es “Search Online Optimization”, y hace referencia a todas las técnicas que utilizamos dentro de una página web (estructura, etiquetado, meta elementos…) y fuera de ella (backlinks, referencias sociales…) para mejorar su posición en buscadores como Google.

Figurar en una posición preferente dentro de las páginas de resultados de los buscadores (SERP) es lo que realmente incrementa la visibilidad y popularidad de una página web. Y resulta que un blog jurídico es la mejor herramienta para hacer que la web de un abogado dispare su posicionamiento.

Por supuesto, el SEO o posicionamiento web no es el único modo de ganar visibilidad a través de Internet. El marketing jurídico digital también emplea técnicas de pago, conocidas como PPC o SEM. Y lo cierto es que el uso de un blog jurídico de poco te ayudará si tu opción es recurrir a la publicidad de pago.

Así que aquí surge otra pregunta fundamental: ¿Qué es más rentable? ¿SEO o SEM? ¿Tráfico orgánico o tráfico de pago? ¿Cuáles son las ventajas del PPC frente al SEO y viceversa?

Sobre estas cuestiones escribiremos más adelante. De momento dejamos el siguiente resumen:

Resumen: ¿blog jurídico sí o no?

Sin lugar a dudas, blog jurídico sí. Crear uno de estos blogs puede costarte poco más de 300 o 400 euros. Si tienes tiempo y maña podrías hacerlo tú mismo.

A la hora de mantenerlo, es cierto que necesitarás una o dos publicaciones semanales. El coste de redactar tus artículos o crear tus contenidos (vídeos, infografías…) dependerá de tu tiempo disponible y tu pericia.

En nuestro caso, podemos ofrecerte la creación de contenido, optimización SEO y seguimiento de resultados desde 160 euros mensuales. Como verás, es una cifra más que razonable, compensada de sobra por las ventajas de contar con un blog que incluyen:

  • Ofrecer una vía de comunicación directa con tus usuarios.
  • Servir como canal de promoción, no solo de tus servicios sino también de tus logros e identidad corporativa.
  • Potenciar el posicionamiento web y ofrecer material con el que nutrir las redes sociales.
  • Incrementar el volumen de exposición y popularidad de tu sitio web. Un solo artículo podría llegar a atraer miles de visitas mensuales.
  • En su caso, ofrecer servicios a distancia o implementar soluciones legaltech, que optimicen la operativa de tu despacho.

Con estas ventajas sobre la mesa, pensamos que mantener un blog jurídico es imprescindible. Y, como sabemos que puede ser costos, te ofrecemos soluciones de externalización para delegar el trabajo de creación de contenido y monitorización.