comprar articulos portada

¿Vale la pena comprar artículos para tu estrategia de marketing digital?

Comprar artículos puede ser la mejor vía para desarrollar una buena estrategia de marketing digital. Además de ahorrar tiempo te evitarás tener que mantenerte actualizado en lo que a SEO se refiere.

Por supuesto, la clave en este aspecto es encontrar a un buen redactor. Este es el motivo que nos condujo a especializarnos en la redacción jurídica, prestando servicios tan solo a abogados, procuradores, notarios, administradores de fincas, gestores y otros operadores jurídicos.

Comprar artículos para mi web o blog: ¿es útil?

Cuando se tiene una página web, blog o redes sociales que requieren de mucho contenido, es cuando nos solemos preguntar si es viable comprar artículos como parte de nuestra estrategia de marketing digital.

Esta decisión requiere de un análisis de pros y contra con el fin de elegir lo mejor opción, ya que no suele ser fácil combinar conocimientos jurídicos solventes con práctica en las técnicas de posicionamiento. Esto dificulta la posibilidad de encontrar al redactor o la agencia adecuada.

Además, si el despacho se ha equivocado de profesional puede pensar erróneamente que no le compensa comprar artículos. Y esta posición es un error, porque el titular del despacho terminará dispersando sus esfuerzos, perdiendo tiempo y publicando contenidos escasamente optimizados.

Disponer de contenidos constantemente actualizados es fundamental dentro de una estrategia de marketing, pues permitirá ofrecer una mejor visualización en internet a través del SEO (Search Engine Optimization) cuando se hagan búsquedas en Google.

Comprar artículos puede ser una forma ideal para que la marca tenga una mayor proyección. Refuerza la imagen del negocio, genera más empatía con los clientes (que tienen acceso a lo que realmente les interesa) y se va formando una comunidad fiel que constantemente espera para leer ese contenido en redes sociales y portales web.

Por supuesto, antes de optar por comprar artículos se necesitan evaluar dos aspectos importantes dentro del negocio, que son:

  1. ¿Se dispone del presupuesto suficiente para realizar esta inversión?
  2. ¿Cuál es el fin de aplicar esta estrategia dentro del marketing digital, ampliar la comunidad, conseguir clientes o posicionar la marca?

Teniendo a mano las respuestas a esas interrogantes, se puede planificar cómo comprar artículos de la manera más efectiva y sin errores.

¿Cuántos artículos comprar y cómo?

Generalmente, es recomendable comprar artículos a agencias especializadas. Siempre es fundamental revisar la reputación y experiencia de quienes estarán a cargo de esta labor.

La cantidad de contenido dependerá del cliente, pero lo ideal es tener lo suficiente para que los usuarios se formen una rutina de consulta. Los usuarios quieren tener contenidos que consultar, de manera entretenida, atractiva y completa.

Una recomendación útil de los expertos en marketing digital es comprar artículos de diferentes categorías:

  • Algunos de los contenidos deberían ser más interesantes, invitar al público a interactuar con la marca e incentivar el engagement.
  • Mientras que otros artículos pueden ser más técnicos, tratando cuestiones más complejas o entrando más al detalle.

La clave estará en elaborar un buen calendario de publicaciones. Dejemos las publicaciones más áridas para el fin de semana y momentos en que el lector tenga más tiempo, y publiquemos las entradas más entretenidas y frescas en los momentos en que el usuario acaba de volver del trabajo o está en un descanso.

Combinando diferentes tipos de publicaciones es posible mantener la atención del público con tan solo un par de artículos semanales. De hecho, el despacho puede comprar un artículo semanal y encargarse de publicar otras entradas menores o más corporativas.

¿Qué deben tener los artículos que compremos?

Lo fundamental es que sirvan para su difusión a través de varias plataformas y métodos, como por ejemplo en un blog, web, redes sociales y hasta canales de YouTube. Para ello, resulta básico que los textos tengan todos los requisitos de optimización SEO, pues se facilita la lectura y a la vez, se pueden publicar donde sea necesario.

La promoción del contenido

Una vez que se tengan los artículos que forman parte de la estrategia de marketing digital se procede a elaborar un cronograma con horarios y días para la difusión, tanto en redes sociales como en portales web.

En cuanto a las redes sociales, todo es cuestión de experimentar para saber cuáles son las horas, el tipo de artículo y los días con mayor movimiento del público meta. Para ello se deben realizar pruebas (sí, el SEO funciona en gran parte por ensayo-error).

Otra excelente opción es crear una lista de suscriptores a través de correos electrónicos, para que reciban por esa vía todo el material de la marca. Se le llama mailing y tiene muy buenos resultados en cuanto a alcance de clientes se refiere.

¿Comprar artículos es siempre la mejor idea para el marketing digital?

Comprar artículos tiene múltiples beneficios, especialmente si se quiere generar bastante contenido pero no se dispone de todo el personal necesario para ello. Sin embargo, también tiene sus contras, que se mencionarán a continuación.

  • Primero, cuando se contrata a un servicio externo (agencia o freelancers) para escribir artículos de algún negocio, los autores no conocen ni tienen un lazo estrecho con la marca, al menos no tanto como quienes sí forman parte directa de la empresa.
    Por eso es importante establecer una relación de confianza a través de una colaboración estrecha y duradera. De este modo la agencia o redactor termina por conocer las necesidades de su cliente, alineando su redacción con las expectativas del despacho.
  • Otra desventaja de comprar artículos es que probablemente la agencia o redactor tendrá otros clientes del sector. Muchas personas ven este elemento como una fuente de conflictos de intereses.
    Por eso es importante reforzar la relación de confianza de la que venimos hablando. Además, en Lexterna limitamos nuestro número de clientes y sus áreas geográficas y de especialización, con el objetivo de reducir en la medida de lo posible este conflicto.

Elegir al mejor redactor o agencia

Como ya se adelantó, existen agencias de marketing que ofrecen el servicio de copywriting a diversas marcas y resultan una buena opción para mejorar el posicionamiento en el mundo web.

Hay muchas con buena reputación y diferentes tipos de precios. Tan solo hay que localizar a la que más se adapte a las necesidades de cada empresa o emprendimiento.

También están los profesionales que se dedican a escribir sobre temas especializados. A estos copywriters se les suele pagar generalmente por texto entregado, y pueden ayudar a difundir y promocionar a la marca dentro de su propio ámbito y colegas.

Tras realizar una investigación de mercado, el despacho estará en condiciones de seleccionar a la mejor agencia o redactor para sus necesidades. Una vez realizada esta prospección, comprar artículos resultará una operación más que rentable.