que es cta

Qué es CTA: Call To Action o Llamada a la Acción

CTA es uno de los términos más frecuentes en lo que se refiere a diseño web o marketing digital. Hace referencia a cualquier elemento cuyo objetivo sea invitar al usuario a interactuar con nuestra página. Generalmente esta interacción cobrará forma de compra, solicitud de información o remisión de datos o información.

Qué es CTA (Call To Action)

CTA son las siglas de Call To Action, que se traduce como llamada a la acción. En marketing digital o diseño web lo utilizamos para designar un elemento que invita al usuario a interactuar.

Generalmente se trata de botones o enlaces, y lo más habitual es que mediante ellos intentemos que el usuario:

  • Compre nuestro producto.
  • Solicite más información.
  • Nos proporcione sus datos de contacto.
  • O, en definitiva, realice cualquier interacción con nuestra página que nos reporte un beneficio.

Por ejemplo, en inbound marketing podemos crear un contenido de interés para el usuario y, dentro del último párrafo, incluir un enlace a una landing page donde pueda contratar nuestros servicios.

Este CTA puede tomar la forma de un link, tipo “solicita más información” o “contacta con nosotros”. Pero también puede tener la forma de un banner, una imagen o un botón. Como verás, lo importante es que llame la atención del usuario para incitarlo a realizar la acción que necesitamos.

Cómo se utilizan los CTA

El elemento más importante del CTA suele ser su texto.

  • Cuando tiene forma de enlace solo dispondremos de las pocas palabras que forman el texto del enlace. En nuestro artículo sobre el anchor text te explicamos cómo funciona y sus beneficios para el SEO.
  • Si se trata de un botón solo dispondremos de una o dos palabras para captar la atención del usuario.
  • Por su parte, un banner nos permite introducir una frase completa, tipo slogan.

Como ves, pese a la importancia del texto para un CTA, generalmente apenas dispondremos de palabras para comunicarnos con el usuario. Por eso es importante que la llamada a la acción esté bien contextualizada y tenga un buen diseño.

Es decir, nuestro CTA debe ser visible y su resultado previsible. El usuario tiene que saber que cuando haga click o tap en nuestro botón tendrá la posibilidad de acceder a la información que necesita, o de contactar con nosotros.

¿Y cómo podemos hacer esto? Básicamente mediante el contexto y el diseño.

El contexto en las llamadas a la acción

Esta cuestión no sería tan relevante si dispusiéramos de una gran extensión en la que desarrollar nuestro llamamiento. Pero, como hemos visto, en general tendremos que conformarnos con apenas un par de palabras.

Por eso es importante que el usuario entienda de antemano a qué acción le estamos invitando. Y aquí, por mucho que les pese a algunos diseñadores, entra uno de los motivos por los que es fundamental que una página web tenga un diseño más o menos estándar o previsible. Por ejemplo:

  • Si queremos que el usuario rellene nuestro formulario, será más fácil que lo haga si los campos están dentro de un recuadro que nos permita interpretarlo como tal.
  • En caso de que queramos que el usuario pida más información a través del texto de un enlace tendremos que explicarle nuestras intenciones en el párrafo anterior y elegir un texto claro (“pide más información”).
  • Cuando queremos que nuestro cliente pueda contratarnos a través de un botón tendremos que presentarle previamente nuestros servicios.
    Esto parece de perogrullo, pero si la gente lo entendiera no habría tanto misterio en torno al “funnel” o embudo de conversión. Lee nuestro artículo al respecto si quieres saber cómo funciona… y entenderás a qué me refiero.

Por cierto, ¿veis lo que acabo de hacer? Eso ha sido un CTA. Quiero que leáis mi artículo sobre el embudo de conversión, así que incluyo un enlace con el texto “lee nuestro artículo al respecto”.

¿Al respecto de qué? Pues está claro… gracias al contexto. Al respecto del embudo de conversión, que te ayudará a entender cómo la forma en la que presentamos información ayuda a que el usuario transite diferentes estadios y termine comprando nuestros productos.

El diseño en las llamadas a la acción

Por supuesto, las llamadas a la acción no serían nada sin una buena dosis de diseño. El color, el tamaño y la claridad son elementos fundamentales para que el usuario entienda que se encuentra ante un CTA.

Mira estos ejemplos:

Esto es un mal CTA. ¡Contrátame!


PERO ESTE ESTÁ MEJOR, ¿NO CREES?

¿Lo ves? De nuevo, los diseños más tradicionales ayudan al usuario a entender qué debe hacer ante nuestro CTA. En este sentido, el diseño tiene buena cosa de contexto, también.

Cómo se utiliza el CTA

El último elemento que tienes que tener en cuenta a la hora de diseñar tu CTA es cuál es su finalidad. Aquí hay algunos de los fines más comunes para una llamada a la acción:

  • Cerrar una venta. Se trata de CTAs como “Comprar ahora”, “Pide presupuesto” o similares. Utiliza el contexto para presentar tu producto o servicio como una oferta interesante y el CTA para hacer que tu cliente potencial se decante por contratarte en el acto.
  • Captar leads. Los leads son un paso previo a la venta. Se trata de contactos interesados en tus servicios, que te ofrecen sus datos u otra información relevante. Generalmente se les atrae mediante demostraciones del servicio o pruebas gratuitas, tipo “descarga mi e-book gratis”.
  • Conseguir suscriptores. En este caso se trata de un paso previo al lead, ya que la persona no tiene por qué estar directamente interesada en tus servicios, pero sí en tu actividad. Invítale a suscribirse a tu canal de comunicación para poder mantenerse al día de tus actualizaciones y sacar el máximo partido a tus recursos.

¿Has leído ya el artículo que te he recomendado antes? ¿No? Pues bueno, aquí va una muestra para que entiendas cómo se relacionan el contexto, los CTA y el embudo de conversión.

Ejemplo de CTA aplicado al embudo de conversión

El embudo de conversión funciona como una especie de camino de compra. Primero presento mis ofertas.

  1. Muchos clientes potenciales estarán interesados en oírlas, pero no tantos querrán saber más. Ahí es donde me ayudará un CTA para conseguir suscriptores. Si consigo que el usuario interaccione, quedará más expuesto a mi canal de comunicación.
  2. Dado que mis suscriptores están potencialmente interesados en mis servicios, puedo ofrecerles una prueba de los mismos gratuita, para que vean si les interesa contratarme. Aquí es donde introduciría un CTA de captación de leads. En la misma categoría entrarían las “ofertas por tiempo limitado”, “precios exclusivos para suscriptores” y todas esas propuestas que conoces.
  3. Por último, tengo la seguridad de que los suscriptores que me han solicitado una muestra de mi trabajo son los mejores conocedores de la calidad de mis servicios. Además, hemos empezado a entablar una relación. Por tanto, su introduzco un CTA para cerrar la venta es probable que obtenga mejores resultados que si lo hago en las primeras etapas del camino de venta.

En cuanto saque algo de tiempo prepararé tres páginas integradas en un proceso de compra, para que veáis exactamente cómo se utiliza este proceso.

Otros términos de marketing jurídico digital

Ahora ya sabes qué es CTA, Call To Action o llamada a la acción, así como los pasos para diseñarlo, sus finalidades más comunes y cómo integrarlo en un contexto y en un embudo de ventas.

Tal vez te interese conocer otros términos de marketing jurídico digital como: