que es una infografia

Qué es una infografía y por qué es interesante utilizarla

¿Todavía te preguntas qué es una infografía? Las hemos visto en periódicos, en revistas, en redes sociales… Es uno de los recursos visuales más utilizados para explicar información compleja de forma gráfica y sencilla.

La infografía es un recurso gráfico que presenta de manera fácil, interesante y resumida, los datos importantes de un tema. Gracias a su potencia comunicativa tiene un componente viral. Así que una infografía puede ser uno de los elementos más potentes de tu estrategia de contenidos.

Pero demos una definición sencilla: ¿Qué es una infografía? Dibujos más información.

Con el paso de los años, las infografías se han convertido en una herramienta de apoyo fundamental en la elaboración de contenidos. Se han adaptado perfectamente a la era digital, con su uso en la generación de material para las redes sociales, donde se ha incorporado como storytelling para promocionar marcas.

La infografía se divide en varios tipos, dependiendo su fin. Por ejemplo, está la comercial, que elabora el material para informar sobre un producto o servicio en específico, y cómo las personas se benefician de ellos. También está la storytelling, muy utilizada, con la que las marcas narran un relato con el fin de crear una empatía y emociones a quien las ve. Y también encontramos infografías educativas y de CV (currículo vitae), más formales y profundas.

La importancia de la infografía

Cuando se decide optar por el uso de una infografía, sea en redes sociales, en la página web o en exposiciones, se le da valor y descanso visual a lo que de otro modo sería una gran cantidad texto. Con el recurso del dibujo, se minimiza lo complicado que llega a ser procesar datos y facilita el entendimiento.

Los principales aspectos de una información que se vuelca en una infografía se desglosan en forma de cápsulas, para que todo quede bien explicado. Está comprobado que los recursos visuales generan más empatía, impacto y entendimiento que el texto en sus destinatarios.

Quien diseña una infografía debe hacerlo de manera tal que se entienda el mensaje por sí solo, con ver únicamente el gráfico. Aunque parece un trabajo sencillo, no lo es en absoluto. Se requiere experiencia, creatividad y capacidad de resumir y procesar datos.

Para que una gráfica tenga éxito, debe emplearse el texto de manera adecuada, minimizando su volumen pero maximizando su impacto. Precisamente, se trata de informar mediante dibujos.

El diseñador debe contar con la pericia necesaria para darle coherencia a sus presentaciones, que requieren el uso de colores apropiados (cada uno tiene su propio significado, y deben alinearse con los colores corporativos), figuras, contornos, contexto…

¿Por qué utilizar la infografía?

Tener presencia en redes sociales y posicionarse en buscadores es importante para lograr un mayor alcance. Llegar a todo el público, especialmente al meta, es vital para cualquier proyecto. Y a través de las infografías puedes incrementar tu visibilidad.

Asimismo, si la infografía es de calidad (¡que debe serlo!), puede llegar a volverse viral y correr por las redes digitales de manera rápida y efectiva. ¿Qué mayor logro que ese? Si tiene los gráficos necesarios y la información precisa, se mantendrá vigente y en la memoria de quienes la vean y compartan.

Las marcas pueden aprovechar al máximo este recurso visual para potenciar su propia identidad. Especialmente si se consideran los elementos que la conforman como los logos, colores y tipografías. Igualmente, compartir infografías regularmente en las redes sociales, ayuda a establecer un vínculo más fuerte con el público, que podrá comunicarse a través de reacciones.

El uso de las infografías se adapta perfectamente al mundo digital, agregando gráficos en las páginas webs y en el contenido de redes sociales. Es una manera eficaz en las estrategias de marketing online.

Por supuesto, la implementación de estos gráficos debe obedecer a una estrategia de contenidos. Esta determinará la finalidad de cada infografía. Por ejemplo, hay marcas y empresas que usan las infografías para llamar la atención de más seguidores y potenciales clientes, por medio de los recursos online. También lo hacen para informar sobre un tema que no es sencillo de digerir, como ocurre en el área jurídica, y se simplifica para el público.

Mayor utilidad

Las infografías ayudan a abrirse un espacio importante dentro del entorno donde se encuentran las marcas, destacando y volviéndose una competencia real en el mercado. La comunidad digital está ávida de recibir toda la información que necesita.

Con una estrategia de marketing digital, los gráficos se comparten también en las redes sociales más utilizadas como Instagram, Facebook y Twitter. Aunque es necesario conocer el comportamiento de los seguidores en cada una de esas plataformas, para adaptar las infografías a ellas.

Eso sí, fundamental que todas las infografías y trabajo visual que se va a compartir con la comunidad se realice por un profesional. No todo el mundo dispone de las aptitudes necesarias para hacer esta labor: creatividad, ingenio, capacidad de síntesis y destreza.